Diario de Carrera #41 – II Dubra Trail

Entrada #41

II Dubra Trail

(A. Javier “Safobo”)

Una espinita tenía clavada desde el 25 de junio del año pasado. Había visto en el foro de correrengalicia un nuevo trail que se organizaba en el Val do Dubra, sitio no muy lejos de casa y que siempre había querido visitar. Como siempre el trail no sólo me ofrecía la posibilidad de desplazarme hasta allí sino de disfrutar corriendo por el monte un fin de semana más. Por motivos que no vienen al caso finalmente no pude acudir pero me juré que sería uno de los obligatorios a los que ir al año siguiente. En cuanto vi anunciada la segunda edición no hubo duda. Me dio pena decirles que no a los Chuvoners y al trail de Vilatuxe pero no podía faltar.

Igual que en 2017 había programadas dos modalidades de trail: una larga de más o menos 25 kms y una corta de aproximadamente 15 kms (a la que me anoté), además de una andaina. La ruta corta y la andaina eran comunes y discurrieron por la Ruta de la Fervenza do Rexedoiro PR-G202.

Llegar allí fue un paseo agradable en coche. Aparqué justo al lado del campo de fútbol, donde estaba todo montado y presencié la salida de la gente del largo a eso de las 9:30. Después de recoger el dorsal y la bolsa del corredor con un detalle chulo me vestí de faena y me puse a calentar hasta más o menos las 10:10, cinco minutos antes de que el alcalde nos agradeciese estar allí y diese el pistoletazo de salida.

La carrera fue rápida no, lo siguiente desde el principio. Los primeros corredores salieron como balas a sabedios qué ritmo. Pronto nos adentramos en la senda al lado del río Dubra, preciosa. Llevaba un ojo en el suelo donde pisaba y otro en todo lo demás que me rodeaba. Me alegré de estar allí y compensé por fin el habérmelo perdido el año anterior. No llegamos a 200 corredores en total, cifra aproximada a la de la primera edición, por lo que hubo bastantes momentos de mirar atrás y no ver a nadie, con lo reconfortante que me resulta siempre esa sensación.

Al contrario que la semana pasada en Mesoiro, con esas dos subiditas de infarto, no hubo ninguna cuesta con gran desnivel que permitiese “descansar” y andar con lo que la exigencia por mantener un ritmo decente durante todo el recorrido fue máxima. Y así sin descanso me planté en el avituallamiento de la Fervenza de Insua (kilómetro 7,5) y si no es por los que están allí sigo recto cuando tenía que coger un desvío hacia la izquierda.

Poco más adelante, con un compañero de viaje, nos confundimos interpretando unas balizas y casi nos vamos largo. Menos mal que los gritos de María Mareque (ganadora a la postre del corto) y de un par de corredores nos ayudaron a tomar el camino correcto. A partir de ese punto primero hacia arriba, constante, y posteriormente bajada en algunos puntos por pista bastante rápida. En otra intersección y descendiendo a toda velocidad seguimos recto cuando también había que torcer pero en seguida nos dimos cuenta del error y volvimos por donde debíamos.

Kilómetro 13’5 y segundo avituallamiento (Taramboio) en el que tampoco paro. No quiero convertirlo en costumbre pero sí quiero empezar a exigir al cuerpo menos dependencia de estas paradas y entrenarlo para resistir un poco más sin meterme nada en el estómago. La última parte del trail, sorteando troncos, esquivando ramas por una pequeña y bonita senda con riachuelos fue lo que más me gustó.

Justo antes de volver al asfalto y a encarar la meta nos encontramos con que hay que mojarse hasta las rodillas. Salgo del agua con las zapatillas lavaditas y termino la carrera con un tiempo bastante digno.

Tras una ducha calentita en los vestuarios del campo de fútbol participo de la comilona que tienen allí montada. No falta de nada: cerveza, empanada, pizza, bocadillos… Me saludo con un amigo de Bowman y después de un rato decido poner fin a mi aventura.

No quiero dejar de dar las gracias y mi enhorabuena a todos los que han hecho posible este trail. Grandes l@s chic@s del Dubra Team con una organización de 10, no se me ocurre nada que objetar, salvo esas ‘X’ señalizando el camino incorrecto un poco más grandes para el año para que despistados como yo las vean bien y no se las salten. Han hecho un muy buen trabajo. Les deseo lo mejor para próximas ediciones y recomiendo a todo el que pueda que no se lo piense y participe.


Comments

comments